El poder transformador de las Pinturas Impresivas

pinturas impresivas

1 Abr 2024

Conecta con lo que sí está bien.

Las Pinturas Impresivas son profundamente transformadoras ya que no se quedan en expresar lo que hay, siendo esto a veces necesario en un primer momento, sino que buscan generar una impresión o experiencia transformadora cuando pintas. Y esta impresión generada mientras pintas, puede incluso cambiar tu percepción actual y tu interpretación sobre el pasado.

Al tratarse de una forma de hacer en la que participas activamente, dejas de ser una receptora de lo que ocurre y buscas en la imagen este equilibrio, que permite que vayas transformando tu creación y como consecuencia de ello, conectas con tu capacidad de equilibrar y transformar otras áreas de tu vida.

Desarrolla con la Pintura Terapéutica nuevas cualidades y facultades de forma creativa.

Estas impresiones que se originan cuando pintas en las sesiones, se quedan grabadas como experiencias en tu cuerpo y mente y generan cambios en tu ánimo y vitalidad. La clave en esta forma de pintar es buscar, explorar y encontrar aquello que va bien en la imagen. Aquello que te deja satisfecha cuando pintas, te llevará a un estado de tranquilidad y claridad mental.

Descubrirás sesión tras sesión que puedes conectar con lo que sana, con lo que sí está bien dentro de ti. Esta propiedad de la Pintura Terapéutica la hace diferente a otras formas de hacer, ya que no se centra en el problema, ni en lo que va mal, sino que te permite desarrollar tus cualidades y potencialidades obra tras obra.

Te invito a que pruebes otras formas de hacer, que te centres en desarrollar todo el potencial que ya hay en ti, que pongas atención en lo que sí va bien, en lo que tienes capacidad de transformar y ponerte a ello. De esta forma irás recuperando esta conexión interna que te permitirá afrontar los retos de la vida con ilusión, determinación y confianza.

Para terminar, me gustaría citar a Carl Jung: – A menudo, las manos resolverán un misterio con el que el intelecto ha luchado en vano.

×