¿Qué beneficios tiene la Pintura Terapéutica?

7 Mar 2024

Ordena tu interior para ver más claramente.

La Pintura Terapéutica, tiene múltiples beneficios, uno de los primeros que vas a notar cuando vengas a pintar es descubrir cómo se organiza tu mente. En el papel en blanco, se activará todo aquello que internamente no tienes colocado.

Vas a tomar conciencia de tus límites, que es el primer paso para liberarte de ellos. Comprobarás pintando, que muchos están basados en suposiciones no reales.

Otro beneficio de la Pintura Terapéutica es que podrás desarrollar tu atención, ya que sólo se puede pintar en el momento presente, sin distracciones. En una sociedad con tanto estímulo externo, el entrenar tu atención podrás enfocarte en aquello que quieras desarrollar, en lugar de dejarte llevar por los estímulos externos que continuamente te sacan de tu centro.

Alcanzarás el equilibrio emocional. Al dedicar tiempo para identificar qué emoción real estás sintiendo, puedes honrarla, sin juicios. De esta forma bajas la emotividad y llegas a tomar decisiones útiles desde una emocionalidad más calmada.

A medida que vayas pintando notarás cómo se amplía tu perspectiva de los problemas. Podrás ver este beneficio de la Pintura Terapéutica cuando identifiques las causas y condiciones de tus dificultades tomando  distancia. Desarrollando así, una nueva mirada enfocada en tus propios recursos.

¿Y cómo es posible conectar y ordenar tu interior?

Cada imagen que nosotros creamos, es más real para el cerebro que aquella que imaginamos. Es posible grabar, a través de la pintura terapéutica, nuevas experiencias asociadas a nuestros sentimientos, y por tanto a nuestros pensamientos.

Aquí está el poder transformador y los beneficios de la Pintura Terapeútica. La imagen que tú pintas tiene más peso que aquella que imaginas, puesto que la información de esta imagen involucra tanto al pensamiento, como al cuerpo y los sentidos.

Cambio verdadero

Es una gran oportunidad, para dejar de mirar fuera y conectar con la mirada interior. Serás más amable contigo misma y entenderás así que la vida está para vivirla, no para sufrirla. Y es ahí, donde notarás el cambio verdadero.

×